A cerca de la libertad: parte III

agosto 13, 2009

Tercera parte del trabajo originalmente titulado La libertad como discurso de ser humano originalmente escrito el 7 de noviembre del 2001.

Lee el resto de esta entrada »


A cerca de la libertad: parte II

agosto 11, 2009

Continuación de la primera parte del trabajo originalmente titulado La libertad como discurso de ser humano originalmente escrito el 7 de noviembre del 2001.

Lee el resto de esta entrada »


A cerca de la libertad: parte I

agosto 10, 2009

Estuve buscando entre archivos viejos de mis años universitarios y recibí mucho gusto al encontrar y releer algunos de mis trabajos. A pesar de contener material que escribí hace casi una década, la idea no deja de ser un reflejo de lo que soy hoy, un observador. Decidí compartir este artículo con mis lectores, y ante la longitud del discurso original, lo publicaré en varias partes de tal forma que no sea tarea difícil disfrutarlo.

Lee el resto de esta entrada »


El Matrimonio

mayo 17, 2009

Para algunos es la máxima expresión del amor. Para otros es la confirmación del compromiso eterno. Hay además los que entienden que lo deben hacer para cumplir con alguna tonta idea de que es necesario. Estos pobres seres viven bajo la ilusión que al casarse cumplen con su deber social. No quiero implicar que el matrimonio es irracional. En realidad… sí. Mi experiencia con el matrimonio ha estado llena de irracionalidad, pero esto es solo mi opinión.

No criticaré a los románticos que se casan para demostrar su amor eterno. A estos les deseo suerte en su camino por la vida. Después de todo, nuestras acciones valen más por la manera en que las interpretamos nosotros mismos. Si su ideal es amor eterno, pues bien. Con suerte sus mentes no los traicionen en un futuro. No cuesta nada soñar. Los apoyo, pero no se engañen por favor.

Lee el resto de esta entrada »


Nos roban la tranquilidad

marzo 13, 2008

 Yo estoy completamente en contra del robo.  Para mi es una de las acciones mas despreciables en la que puede incurrir un ser humano.  Robar la propiedad ajena es una falta de respeto que implica la destrucción de la libertad personal.  Aquel que roba nunca merecerá el respeto de los demás.  Por lo menos nunca tendrá el mío.  Lo único que garantizo es mi completo desprecio.

La mayoría de nosotros pasamos mucho trabajo para adquirir nuestras pertenencias.  En ocasiones tomamos dinero prestado para poder comprar algo.  El valor real de una cosa equivale a su costo económico más el valor adicional del esfuerzo y sacrificio que dió adquirirlo.  ¿Por qué tiene que haber gente tan imbécil que daña eso?  Para colmo, son un grupo de cobardes idiotas, que a la primera señal de poder ser atrapados en el acto, corren con receloso pánico.

Lee el resto de esta entrada »