Las sillas vacías

abril 3, 2008

Es martes y a las 12:30 del medio día y el “Food Court” aun no se ha llenado de gente.  Voy tranquilamente por las filas de mesas buscando un lugar para sentarme a comer.  Encuentro una mesa larga completamente vacía y me acomodo en una de las esquinas.  De pronto llega un tipo y se sienta justo al lado mío en vez de sentarse en cualquiera de las otras 10 sillas vacías en el resto de la mesa.

¿Por qué se sentó este imbécil aquí?, me preguntaba asombrado por lo absurdo de la situación en la que estaba.  Me preguntaba también si este tipo se daba cuenta de lo mucho que me molestaba su decisión.  ¿Sería un enfermo mental que hacia estas cosas a propósito para incomodar a un total desconocido?  Tal vez era maricón o simplemente un idiota.

Lee el resto de esta entrada »


No te acerques tanto

abril 2, 2008

Cada persona tiene lo que llamo un “espacio personal”.  Con esto me refiero cierta cantidad de espacio entre nuestro cuerpo y el de otra persona dentro del cual nos sentimos cómodos.  Para alguna gente, el espacio personal puede consistir de uno o dos pies de distancia.  Para otros puede ser más o menos.  Lo importante es que debemos tener cuidado de no invadir el espacio personal de las personas a nuestro alrededor.

Tengo que aceptar que en el siguiente caso la perspectiva mía no necesariamente concuerda con la cultura puertorriqueña.  Aun así entiendo que es un punto valido de discusión.  La proximia determina gran parte de nuestra interacción y comunicación social.  Desarrollamos la capacidad de determinar la distancia adecuada para establecer interacciones saludables con los demás.

Lee el resto de esta entrada »