El agua, la calle, las manías…

abril 9, 2008

Al regresar del trabajo todas las tardes paso por una calle en la que piso una larga manguera con mi carro.  Todos los días sale el mismo señor, con sandalias y sin camisa,  a echarle agua a la calle.  Sí, a la calle.

Echarle agua a la calle parece uno de muchos inútiles pasatiempos de nuestra sociedad.  Aparentemente, le resulta más atractivo a los viejos, pero un domingo por la tarde puede resultarle completamente imbécil a muchos más.

Lee el resto de esta entrada »