A cerca de la libertad: parte III

Tercera parte del trabajo originalmente titulado La libertad como discurso de ser humano originalmente escrito el 7 de noviembre del 2001.

Parte I Parte II

El hombre moderno utiliza ciertos tipos o mecanismos de evadir la libertad. Las democracias han pretendido combatir la opresión social que existe en otros tipos de gobierno y pretenden pertenecer al otro lado de la moneda, expresando la libertad de los que pertenecen a su sociedad. El que pertenece a una democracia vive la creencia de que es libre. Pero si recordamos nuestra discusión a cerca de lo que es ser libre, éste debe ser una persona que no esté sujeto a ninguna autoridad exterior a sí mismo. En las democracias se vive solamente bajo la ilusión de que somos libres. Lo que ocurre en nuestras sociedades modernas es un ciclo que regresa a las mismas tendencias de las sociedades pasadas. La democracia es solamente un tipo de ayuda para que el individuo sienta cierta seguridad.

El hombre moderno se conforma con sentirse libre aunque no lo sea realimente. Esto es una ilusión común de las democracias actuales. Obviamente, nos surge un problema muy grave en el panorama de la sociedad actual. No hay realmente en esta sociedad una alternativa para que el ser humano pueda ser libre. Tal vez analizando otros aspectos podríamos encontrar algo que nos ayude.

Desde los tiempos de la Antigua Grecia, encontramos autores como Platón, que en su obra La República diseñan su ideal de una sociedad perfecta. En su república Platón presenta al ser humano como un ser con bastante libertad. El ideal de la libertad está muy implícito en la obra de Platón. Más adelante en la historia encontramos, autores como Tomas Moro, quien en su obra Utopía también intenta diseñar la sociedad perfecta en la que el ser humano se siente libre de la opresión del Estado. Esta sociedad de Tomas Moro, la Utopía es en un lugar donde no existe gobierno y no hay dinero tampoco. Las utopías son interesantes ya que representan el lo que sería la sociedad perfecta no solo para el autor que la escribe, sino para esa sociedad en específico. Otro aspecto interesante que se puede encontrar en las utopías es que, aunque son muy diferentes una y otras, las soluciones posibles que presentan cada para sus respectivas sociedades imperfectas son presentadas en un esquema esencialmente idéntico.

Se puede llegar a la conclusión de que el ser humano tiene unas necesidades de ser libre. El hombre nace libre pero decide entregar su libertad para sentir ciertas seguridades. Esto implica que el hombre no será libre, pero esto no le importará ya que siente unas seguridades que solamente le dan pertenecer a un grupo y someterse a las exigencias de este.

Vemos la tendencia del hombre a rechazar la libertad. El hombre en general le teme a la libertad. El temor a la libertad surge cuando se pierde el sentimiento de seguridad que solo le ha podido dar la el contrato social. Concluimos por esto, que el hombre moderno no conoce lo que ser libre, como tampoco quiere la libertad. Como nos explica Erich Fromm, el hombre moderno le tiene “miedo a la libertad”. La única solución posible para el problema de la libertad deberá estar en encontrar el balance entre la seguridad y la libertad. Tal vez no existe una solución y el ser humano no será nunca libre.

libertad

Anuncios

7 Responses to A cerca de la libertad: parte III

  1. […] A cerca de la libertad: parte III « Conducta Irracional Dice: Agosto 13, 2009 a las 12:57 AM | Responder […]

  2. Maria Soledad dice:

    El hombre es gregario, se junto en cuevas para sobrevivir,en la edad de piedra, allí parian a sus crías y las protegían por instinto, porque somos animales gregarios,al pertenecer a un grupo podían tener mejores tácticas de caza y para su reproducción tenian a las hembras y esta estaban ya sometidas al macho por el sustento a sus crías.
    Podríamos con esto que el hombre se sometio al grupo
    por instinto..a travez de los siglos “evolucionó” su cerebro en la abstracción y comenzó el custionamiento
    enlas diferentes etapas de la evolución como el Renacentismo por dar un ejemplo…ahora en nuestros días los ideales que se han forjado de la evolución como la libertad, la igualdad etc..no son viables como tú lo planteas y yo lo reafirmo pero que pasa con la libertad de pensar lo que se te de la gana aunque esto sean solos pensamientos esto me da cierto grado de libertady creo feacientemente que en la mente se encuentra la libertad mas allá del bién y del mal…

    • Che dice:

      María Soledad:

      Es interesante que menciones nuestra libertad de pensar lo que nos dé la gana pensar. Como probablemente han deducido los participantes de mis pequeñas tertulias, podríamos decir que tal ha sido el propósito de Conductairracional.com. Llamémoslo mi medio de expresión libre, el cual he elegido compartir con aquellos que lo encuentren igualmente interesante. Gracias por compartir tus ideas libremente en este espacio.
      Sin duda alguna, muchos pasan sus días tolerando y soportando maltrato e injusticia. El simple ejercicio de que su mente se aleje de la “realidad”, aun por momentos fugaces, permite liberar un poco de agonía. Sin embargo, son pocos los que logran llevar esta práctica a un nivel suficientemente impactante para provocar cambio personal o social. Es decir, aquel que dirige su vida de acuerdo a su libre pensamiento, creando un cambio personal y social es la excepción, no la regla. Además, la sociedad ha desarrollado mecanismos para identificar negativamente a estos personajes, entre los cuales se encuentran el mártir, el loco y el desviado social. El precio de seguir el camino de la libertad es alto, y para muchos, los sacrificios son insoportables. No obstante, la recompensa puede ser incalculable.

  3. Maria Soledad dice:

    Ahora me presento….llegue a esta pagina por una psicóloga que me dijo que estudiara la conducta irracional…ya que tengo personalidad limítrofe..pero puedo decirles que he encontrado un poco de libertad al actuar más allá de lo establecido y tambien pensar más allá del “mal”.No lo he pasado muy mal pero..cuando lo he pasado bién he conocido el paraíso

    • Che dice:

      No son muchos los que tienen la valentía de “actuar” libremente. Muchos otros confunden esto con simplemente romper las reglas. Recuerda que no siempre es fácil identificar la diferencia entre aquellas reglas necesarias para el bien común y aquellas que existen para la opresión social

  4. Tiago dice:

    The puhreascs I make are entirely based on these articles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: