Los que dicen que no le importa

Los encontramos con frecuencia. Aquellos que parecen vivir sin preocupación. Viven su vida aparentemente despreocupados de lo que ocurre a su alrededor. No hablo de personas que viven libremente, día a día, sino de un grupo de personas engañosas que aun pareciendo ser amables le harían daño a cualquiera que se les cruce por su camino.

La realidad innegable es que nuestras acciones afectan de diversas maneras a todo aquel que nos rodea. Ya sea para bien o mal, vivimos en sociedad y los demás nos afectan tanto como nosotros afectamos a los demás. Lo buenos son perfectos amigos. Nos dan consejos, tal vez nos extienden una mano amigable en nuestros momentos más necesitados. Pero aquellos que dicen “No me importa” son peligrosos no solo para quienes se encuentran a su alrededor, sino para ellos mismos.

Todos aprendemos a vivir con estas personas. En mi caso, los considero irritante, difíciles y particularmente insoportables. Como a muchos, he tenidos amistades como estas, que tarde o temprano terminan haciéndonos daño de alguna manera. Eventualmente este tipo de amistad termina abruptamente. La verdad es que estas personas no tienen amistades reales. Las relaciones que logran establecer estas personas se basan únicamente en la voluntad del otro. A ellos realmente no les importa nadie más que ellos mismos. Mientras uno le proporcionas algo agradable, te aceptan y te toleran. Tan pronto sus amistades dejan de ser ventajosas (aun solo para tener simple compañía) dejan de ser necesarias o importantes.

Siendo yo el tipo de persona que cultiva sus amistades, desarrollo un aprecio especial para cada persona que cruza por mi vida. No siempre recibo beneficios de mis amistades, pues no es el propósito principal de tenerlas. En fin, las personas con quien decido establecer relacionas sociales me importan porque me agradan y, entiendo que tal vez le agrade yo a ellos. La sorpresa desagradable es aquella que nos da el golpe duro de descubrir que una o varias de esas personas a quienes tanto uno aprecia es de los que dicen “No me importa”.

Creo que realmente no le importa. La razón es la que no logro entender. ¿Será tal vez el simple hecho de ellos no han desarrollado un sentido saludable de socialización? Tal vez han sido heridos y desarrollan mecanismos de defensa para que no le vuelva a ocurrir. No quisiera adelantarme a decir que son un grupo de pobres irracionales sin evidencia. Por ahora, solo sé que la vida de estas personas no puede ser tan simple como ellos pretenden demostrar.

dont-care

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: