El Matrimonio

Para algunos es la máxima expresión del amor. Para otros es la confirmación del compromiso eterno. Hay además los que entienden que lo deben hacer para cumplir con alguna tonta idea de que es necesario. Estos pobres seres viven bajo la ilusión que al casarse cumplen con su deber social. No quiero implicar que el matrimonio es irracional. En realidad… sí. Mi experiencia con el matrimonio ha estado llena de irracionalidad, pero esto es solo mi opinión.

No criticaré a los románticos que se casan para demostrar su amor eterno. A estos les deseo suerte en su camino por la vida. Después de todo, nuestras acciones valen más por la manera en que las interpretamos nosotros mismos. Si su ideal es amor eterno, pues bien. Con suerte sus mentes no los traicionen en un futuro. No cuesta nada soñar. Los apoyo, pero no se engañen por favor.

Aquellos que necesitan tener sus compromisos legalmente confirmados son interesantes. Estos probablemente son personas inseguras que no desean tomar sus propias decisiones. Viven sus vidas de acuerdo a las reglas de otros, cumpliendo con los deberes aprendidos y haciendo lo que le han dicho. Se casan por que han escuchado que ese será el día más especial de su vida. Para algunos, tal vez lo es. Pero para muchos lo único que hace que este día el más especial es que los días, meses y años siguientes se volverán cada vez más insoportables.

Mi categoría más irracional es la de aquellos que se sienten obligados a hacerlo. Tengo que admitir que hace años pertenecí a esta triste categoría. Basta decir que esta experiencia me ha abierto los ojos a la realidad. Tenemos que aprender a basar nuestras decisiones en ideas reales y racionales. No hay ideales ni mandamientos que logren sustituir el ser honestos con nosotros mismos. Las presiones familiares no serán las que sostengan la relación. El hecho de que exista un documento uniendo a dos personas puede ser más problemático que beneficioso. Lo que digan los demás nunca debe tener el poder de controlar nuestra vida. Llegar a los 25 sin casarte no te hace una jamona defectuosa. Comprarle una sortija a tu novia no te hace mas hombre.

No importa la perspectiva que quieras aplicar, el matrimonio es un contrato social. Le indica al mundo que legalmente estas atado a otra persona. Si el amor se acaba, el contrato sufre. Si la necesidad cambia, el contrato sufre. Si la familia te molesta, el contrato sufre. Como todo contrato, hay que entrar en él conociendo las consecuencias.

Recientemente tuve la oportunidad de reflecionar sobre este delicado tema.  No intento ser trágico simplemente por una mala experiencia o por tener algo en contra del matrimonio.  Al final, no debe haber nadie que te obligue a permanecer en él si no es lo que necesitas.  Mi humilde critica se basa en algunos razonamientos evidentemente irracionales de acuerdo a los cuales algunas personas se basan para entrar al matrimonio.  Si va en contra de lo que TU quieres de la vida, es irracional.

matrimonio

Anuncios

7 Responses to El Matrimonio

  1. Sira dice:

    La verdad es que el matrimonio es solo un contrato social, en eso coincido con usted. Pero opino que ese papel no es el que hará que una relación progrese o fracase. El final de una relacion destinada a fracasar ocurrirá independientemente haya contrato o no. El contrato matrimonial no es un “papel mágico” que trabaja en contra de una relación! Eso es casi como creer en supersticiones! La mente de cada individuo trabaja distinto y creo que seria muy interesante, ya que usted es un estudioso de la mente, que hiciera un estudio sobre el efecto sicológico que causa el matrimonio en los individuos. Las razones por las cuales dos personas se casan o no se casan pueden ser infinitas…pero definitivamente un “papel” ni te asegura la relación ni la condena. La experiencia suya despues del “papel” fue negativa, y como consecuencia puede sentirse en contra de eso, pero puede estar seguro que en algún punto del universo alguien ha tenido una mala experiencia despues de la “convivencia” y ahora piensa que “ESE” fue el error!! LOL Quién nos entiende??

  2. Sira dice:

    Casi lo olvido!! Un consejito a los CURIOSOS de Conducta Irracional: Si te casaste…no te vuelvas a casar NA”!!! y si tienes crìa…esa es la ùnica que necesitas, NO TENGAS MAS!!! El que te quiera que te acepte asì! 🙂

  3. Che dice:

    Saludos Sira:

    Es bueno encontrarte compartiendo tu opinión entre mis páginas nuevamente. Tienes razón… lo importante es la relación.

    Es cierto que el papel nunca determinara el destino de una relación. Lamentablemente, muchos se engañan al poner fe en el poder del título que han adquirido al casarse. Es obvio que ese es el propósito del contrato matrimonial. Irónicamente muchas personas olvidan que lo importante no es el contrato, sino su relación. Yo pienso que el constructo matrimonial crea dicha ilusión mental.

    Me intriga tu sugerencia de hacer un estudio. Creo que hay infinitas razones para que dos personas construyan una relación o vida juntas, pero las razones reales para casarse son probablemente pocas. Baso mi comentario en el hecho de que el concepto del matrimonio es puramente social. Esta construido para controlar y como tal se basa en reglas y estructuras. Las razones clásicas son pocas. Aun cuando le añadimos las razones irracionales tendríamos tal vez unas cuantas categorías.

    Sobre tu segundo comentario… Estoy completamente de acuerdo.

  4. Sira dice:

    La sugerencia de hacer un estudio es casi una sugerencia muy osada, pero creo que habría que tomar en cuenta 2 grupos distintos de personas: los que piensan como usted con respecto al matrimonio y los que lo ven como una cosa “natural”. Su punto de vista ya lo sabemos, muy enérgico y preciso. El punto de vista de los que lo ven “normal” o “natural” se basa en una conducta aprendida. Hay un grupo de personas que no importa cuan jóvenes sean siempre pensarán como el Sr. Observador, otros pensaran que el matrimonio es parte del curso de la vida.
    Cuando una persona que ve el matrimonio como “natural” tiene una relación con un apático al matrimonio, es el deber del apático expresar lo que piensa. Si esto no ocurre y el apático accede a casarse, ahí es donde creo que el matrimonio va a tener un efecto detrimente en la mente de ese individuo. Las inseguridades hacen que cometamos errores. Aquél que está “despierto”, como el OBSERVADOR, tiene el deber de ayudar al “dormido”. Muchas relaciones terminan muy pronto a consecuencia del efecto del matrimonio en la mente del “despierto”, y pensando en eso es que hago la sugerencia del estudio. Lamentablemente, cuando un individuo desconoce la apatía de otro ante una situación, el primero no puede hacer nada por evitar esa situación. Desde que somos niños se debe fomentar en nosotros la asertividad, que es la que nos dará la confianza en un futuro de expresar lo que sentimos. Personalmente creo en el AMOR y fui una de las “dormidas” a la que nunca despertaron a tiempo. CURIOSOS: salven sus relaciones…hablen y sean asertivos que quizas la persona que tienen a su lado SI es el amor de su vida. Si no lo hacen quizas se separen sin saber que en realidad se QUERIAN! Si no les importa el AMOR, pues quedense SOLIIITOS ;)LOL!!Dormidos!…despierten!

  5. Sira dice:

    Perdonen la redundancia de la primera oración!! 🙂

    • Che dice:

      Sira:

      Tienes razón cuando mencionas el problema del apático y las consecuencias de que este no hable a tiempo. Esa triste lección la aprendí muy tarde.

      Otro punto que entiendo muy correcto es el de la asertividad. Si tan solo aprendieramos un valor tan importante desde jóvenes, tal vez vivamos un poco mas tranquilos felices. Por lo menos, cometeriamos menos errores a cuenta del miedo.

      Che

  6. paui dice:

    Pues pienso que yo estaba dormida y desperta jaja pero con el mismo y amado esposo despues de vivir un matrimonio basado en conceptos e introyectos, el matrimonio no es el cereal de miel con hojuelas, es como el super hay de todo, así que un día se me paso la mano y le puse demasiada sal a eso, casí dos veces intente divorciarme aun estando separada, pero hay quien dice: Que lo que unio Dios ni el mismo hombre(¿será mi yo interno?)lo puede separar, 13 años de matrimonio que si lo graficaran tuvo un pico ascendente hasta los 7 años el cual descencio asi tal cual los siguientes 5 años, casi bajo de la gráfica con negativos jeje , pero aprendi de ello, hoy no tengo el esposo celoso, ese esposo posesivo e interrogativo por sus dudosas preguntas mentales, hoy vivo con una persona que al igual que yo comete errores y acepta ser parte de eso asi como de la solución, lo mejor de esto no fue mi relación e pareja con el si no el beneficio de lo que más amo después de Dios, mis 3 hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: